Desafíos y oportunidades para el comercio minorista en México

Creado en 10 de noviembre 5 min(s) de lectura

Última actualización el: 10 de noviembre de 2023, às 5:10 pm

Desafíos y oportunidades para el comercio minorista en México - Involves Club

Elcomercio minorista”, también conocido como retail en inglés y varejo en portugués, comprende a los negocios que venden bienes de consumo a los shoppers por medio de diferentes canales y puntos de venta, tales como tiendas físicas y en línea. 

En México, en particular, el comercio minorista es un sector muy amplio y diversificado, que incluye desde grandes cadenas de almacenes y supermercados hasta las pequeñas tiendas de barrio. 

Con un crecimiento constante durante los últimos años, el comercio minorista mexicano se considera actualmente el cuarto en ascensión en el mundo, dado que ofrece un sinfín de oportunidades tanto para el propio sector como para la industria de México y la economía en general de ese país. 

Sin embargo, además de las oportunidades, el comercio minorista de México también enfrenta algunos desafíos que vale la pena observar y cuya solución debemos buscar.

Pensando en ello, preparamos este artículo, en el cual te presentamos no solo los desafíos, sino también las oportunidades y las soluciones para el comercio minorista en México durante los próximos años. ¡Encuéntralas aquí! 

Lee más: De qué manera el trade marketing mexicano puede resultar aún más productivo.

Escenario del comercio minorista en México

Actualmente, el escenario del comercio minorista de México puede dividirse en tres frentes principales:

  • Supermercados y tiendas de autoservicio: se centran, principalmente, en la venta de alimentos y productos de consumo básico, pero también suelen ofrecer una amplia gama de productos no alimenticios, como artículos de higiene y tocador, vestuario y electrónicos. Entre otras de las principales redes de supermercados de México, podemos citar: Walmart, Soriana y Chedraui. 
  • Tiendas de conveniencia: también conocidas como “tiendas de la esquina” o “tiendas del barrio”, estos establecimientos suelen vender una selección limitada de productos y marcas, generalmente representados por artículos de necesidades básicas. En México, las más populares son: OXXO, 7-Eleven y Circle K; 
  • Pequeñas empresas familiares: esas empresas locales son familiares, en su gran mayoría, y sus propios dueños las administran. Se las considera un elemento clave de la economía mexicana y forman parte de la tradición del país.

Con ese escenario amplio y diversificado, el comercio minorista mexicano enfrenta actualmente algunos desafíos que exigen diferentes estrategias y enfoques. A seguir te contamos cuáles son algunos de ellos. 

Desafíos en el comercio minorista mexicano

Entre los desafíos que el sector enfrenta en México, podemos mencionar los tres principales:

– Inflación pospandemia;

– Rápido cambio de comportamiento del shopper

– Digitalización del sector. 

De estos tres principales desafíos, el único que el comerciante minorista no puede solucionar es la inflación que el país enfrenta, sobre todo en el período posterior a la pandemia. Sin embargo, tanto la industria como el comercio minorista buscan alternativas para que sus negocios sigan funcionando y creciendo. 

El segundo desafío, relacionado con los cambios de comportamiento del shopper, es que se percibe un comportamiento mucho más enfocado en la modalidad omnicanal, donde el consumidor intenta conocer y comprar las marcas mezclando el ambiente físico con el ambiente digital. 

Por lo tanto, el desafío del comercio minorista consiste en entender ese comportamiento, sus deseos y preferencias, para entonces ofrecer una experiencia de compra adecuada. 

Finalmente, la digitalización del sector constituye un desafío que recae cada vez más no solo sobre el comercio minorista, sino también sobre la industria. 

Es esencial que las empresas tengan datos en tiempo real sobre su operación, ya que ello posibilita una toma de decisión más asertiva. 

A través de la tecnología, podemos ofrecer más madurez tanto al comercio minorista como a la industria. Las soluciones integradas all-in-one, por ejemplo, permiten que los comerciantes minoristas cuentan con informaciones sobe el shopper, sus preferencias de compra, el estatus de los productos en stock, el nivel de ejecución en la tienda y mucho más. 

Por ese motivo, más allá de los desafíos, es importante que el comercio minorista se concentre en las oportunidades que se ofrecen al sector. 

Oportunidades para el comercio minorista en México

La fuerza del comercio minorista físico

A pesar de la evolución de la modalidad digital y del e-commerce, entre las principales oportunidades es importante destacar la fuerza y la relevancia del comercio minorista físico en México

Las tiendas físicas continuarán siendo relevantes durante los próximos tiempos y seguirán marcando tendencia. 

En México, en particular, sabemos que el hábito del shopper de ir a los centros comerciales como paseo social o familiar continúa de moda. 

De esta manera, las ventas en los supermercados, tiendas de conveniencia y tiendas del barrio continuarán generando movimientos en la economía por dos motivos culturales sumamente relevantes:

  • Compras como opción recreativa: por lo general, a la población mexicana le gusta salir de compras, echar un vistazo a las novedades y productos de cerca y estar presentes en ese momento. El comercio minorista físico constituye un ritual social que no desaparecerá tan rápido.

Para hacernos una idea, un estudio elaborado por Zebra Technologies Corporation reveló que: “el 82 % de los entrevistados consideran ver, tocar o probarse físicamente los productos. Es importante para su experiencia de compra”.

  • Vínculo cercano entre el comerciante y el shopper: las tiendas del barrio son conocidas, principalmente, por la cercanía que tienen con sus clientes. Es común que los dueños de dichos establecimientos conozcan a sus clientes y a sus familias desde hace varias décadas. Se trata de un vínculo cercano, en el que ambos se apoyan: quien vende y quien compra. 

Con esto en mente, es verdad que invertir en nuevas acciones y estrategias para conectarse aún más con el shopper en el momento en que este se encuentra en la tienda es esencial como sello distintivo frente a la competencia. 

Así, la personalización y el uso de la tecnología constituyen las principales tendencias y herramientas en las cuales no solo el comercio minorista, sino también la industria mexicana, necesitan invertir. 

Una encuesta realizada por Scandit, que entrevistó a ejecutivos de 73 marcas de moda y a más de 3500 clientes de Europa y Medio Oriente, concluyó que: “la experiencia de compra en las tiendas físicas continúa siendo esencial para el 93 % de los detallistas de moda europeos”.

Esto significa que debemos aprovechar las oportunidades de la industria y del comercio minorista. A fin de cuentas, el futuro de las ventas al por menor, no solo en México, sino en todo el mundo, será conocido por la cercanía física y emocional, por la digitalización y por la capacidad de diferenciarse de las marcas y empresas. 

¿Quiere acceder a contenidos exclusivos?

Suscríbase para recibir por correo electrónico contenidos de primera mano sobre Trade Marketing

Te presentamos Involves Stage: la solución de trade marketing

Una herramienta completa para la ejecución, gestión e inteligencia de su operación.

Saber más

Conviértete en una agencia aliada de Involves

Forma parte del Programa de Alianza de Involves y potencia los resultados de tu agencia de trade marketing.

Más información

Materiales Educativos

Ver todos arrow_forward